Abogado de Trabajo

abogado de trabajo

Un abogado de trabajo generalmente maneja disputas y demandas relacionadas con el lugar de trabajo y que afectan la relación empleador-empleado. El trabajo tiene sus propios desafíos únicos, pero ofrece muchas oportunidades de crecimiento técnico y personal para el abogado.

¿Qué hacen los abogados de trabajo?

Los abogados de empleo asesoran a empleadores y / o empleados en todos los aspectos del empleo, desde la contratación hasta la terminación. Su consejo puede ser concienzudo o no concienzudo.

El asesoramiento concienzudo implica representar y ayudar a los clientes a prepararse y pasar por el proceso de litigio o incluso procesos internos como audiencias disciplinarias.

Mientras tanto, las tareas no concienzudas generalmente implican brindar apoyo diario a los departamentos de Recursos Humanos de las empresas, como redacción, revisión y asesoramiento sobre contratos de trabajo, políticas de empleados, políticas de compensación y beneficios, etc.

Casos de derecho del empleado

Los abogados de empleo asesoran sobre una variedad de asuntos y casos que surgen en el entorno laboral.

Estos pueden incluir:

  • disposiciones del manual del empleado
  • problemas de compensación
  • acoso en el lugar de trabajo
  • discriminación en el lugar de trabajo
  • medidas disciplinarias y despido
  • prácticas y políticas de recursos humanos
  • programas de reducción o reducción de personal
  • convenios restrictivos o acuerdos de confidencialidad
  • acuerdos de indemnización
  • beneficios para empleados como licencias y planes de jubilación
  • investigaciones en el lugar de trabajo
  • pruebas de drogas y alcohol

Además, un abogado de trabajo brinda una variedad de servicios a empleados y empleadores. Algunas de las tareas comunes que los abogados en esta área de práctica ayudan incluyen:

Explicación de derechos

Un abogado de empleo, al igual que cualquier tipo de abogado, puede ayudar a explicarle los derechos del cliente. Esto incluye explicar las leyes aplicables que se aplican al caso y las opciones disponibles para el cliente, que pueden incluir litigios, mediación, negociación u otras acciones.

Un abogado también puede explicar los pros y los contras de cada opción y brindar consejos sobre la mejor manera de proceder con un caso.

Conformidad

Para los abogados de empleo que representan al empleador, una tarea común que completan es ayudar a los empleadores a cumplir con varias leyes.

Esto incluye el cumplimiento de las leyes federales y estatales contra la discriminación, incluida la redacción de políticas e informar a empleadores y directivos que no discriminan por motivos de raza, color, sexo, edad, color, origen nacional, religión o discapacidad.

Los abogados de empleo también pueden ayudar a los empleadores a conocer sus obligaciones cuando se trata de cumplir con las obligaciones laborales y las regulaciones ambientales.

Además, los abogados de empleo defienden a los empleadores frente a las juntas y agencias gubernamentales.

Presentación de queja

Para la mayoría de los asuntos de derecho laboral, generalmente debe presentarse un reclamo ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo u otra agencia gubernamental antes de que un empleado pueda perseguir una causa de acción privada.

Un abogado laboralista puede ayudar a un empleado a presentar la queja ante la agencia correspondiente y explicar el límite de tiempo en el que debe presentarse el reclamo y otros factores relacionados con el reclamo.

Litigio

Los abogados laborales también ayudan en demandas relacionadas con el empleo. Representan a los empleados que presentan una demanda contra su empleador debido a discriminación, despido injustificado, beneficios denegados y reclamos de salarios y horas extras.

También defienden a los empleadores contra tales acciones. Los empleadores a veces presentan demandas contra los empleados, como aquellos que creen que violaron acuerdos de no competencia o confidencialidad.

Algunos reclamos legales con los que los abogados de empleo ayudan incluyen:

Demandas de Salarios y Horas

Las reclamaciones de salarios y horas surgen cuando un empleado no recibe la compensación a la que tiene derecho. Un empleador puede estar pidiéndole al empleado que trabaje fuera del horario, o el empleado puede no estar recibiendo pago de horas extras.

Estos tipos de reclamos también pueden surgir cuando los empleados se clasifican erróneamente para evitar pagar tarifas de horas extras a los empleados.

Demandas de discriminación laboral

Una demanda de discriminación en el empleo puede surgir cuando un empleado es despedido, degradado, reasignado, no contratado o de otra manera el destinatario de una acción laboral adversa que se basa en un estado protegido.

En Estados Unidos, el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la discriminación por motivos de raza, color, origen nacional, sexo y religión.

La Ley de Discriminación por Edad prohíbe la discriminación de empleados de 40 años o más, mientras que la Ley de Estadounidenses con Discapacidades prohíbe la discriminación laboral basada en la discapacidad de un empleado.

Cada una de estas leyes tiene un proceso diferente que debe seguirse y diferentes empleadores a los que se aplica la ley. Por ejemplo, algunas leyes se aplican a empleadores con 15 o más empleados, mientras que otras se aplican a empleadores con 20 o más empleados.

Puede haber leyes estatales adicionales que brinden protección a los empleados cuando haya menos empleados.

Las leyes estatales también pueden proporcionar protecciones para otras clases de empleados más allá de las protecciones proporcionadas por la ley federal.

Acciones colectivas de empleo

Cuando muchos empleados se ven afectados de manera similar por una acción adversa por parte de un empleador, como discriminación o un reclamo de salario y horario, los empleados pueden unirse en una demanda colectiva contra el empleador.

Este arreglo involucra múltiples demandantes. La ventaja para los empleados es que pueden dividir el costo del litigio entre todos los participantes de la demanda.

Reclamaciones de indemnización laboral

Los reclamos de compensación para trabajadores surgen cuando un empleado se lesiona o se enferma debido al trabajo. Un abogado de trabajo puede ayudar a un empleado a presentar un reclamo o una apelación.

Él o ella también pueden representar los intereses del empleador y ayudar a fundamentar una negación.

Demandas de terceros

En algunos casos, un empleado puede tener una demanda de terceros contra otra parte que no sea un empleador por una lesión relacionada con el trabajo.

Los abogados de empleo ayudan a preparar quejas, comunicarse con el representante legal de la otra parte y comparecer ante el tribunal en nombre del cliente.

Cuestiones sindicales

Los abogados de trabajo pueden ayudar a asesorar a los empleados sobre su derecho a formar un sindicato y otros derechos, como ser libres de discriminación basada en su actividad sindical protegida.

También pueden asesorar a los empleadores sobre sus derechos y responsabilidades con respecto a los trabajadores sindicales.

Habilidades necesarias para un abogado de trabajo

El derecho laboral implica el conocimiento del derecho consuetudinario y la legislación nacional y estatutaria. Los abogados empleadores necesitan excelentes análisis, comunicación y habilidades interpersonales, ya que a menudo sirven como mediadores para empleadores y empleados.

Su trabajo requiere que hablen y trabajen directamente con las personas la mayoría de las veces.

Naturalmente, el trabajo también requiere empatía porque los abogados de empleo tendrán que manejar ciertos casos que involucran alegaciones personales o incómodas contra el cliente.

Deben ser capaces de establecer y mantener la confianza no solo con el cliente sino también con la otra parte involucrada en el caso.

Lugar de trabajo y perspectivas de empleo

Los abogados de empleo tienen muchas opciones de empleo disponibles para ellos. Pueden trabajar para una firma de abogados privada, practicar solo, trabajar en los departamentos legales de corporaciones privadas u organizaciones sin fines de lucro.

También existe un excelente campo laboral trabajando en organizaciones gubernamentales o de interés público para proporcionar sus servicios legales a los empleados.

La mayoría de las grandes corporaciones contratan y mantienen sus propios abogados de empleo internos, por lo que hay muchas oportunidades de trabajar como abogado a tiempo completo para una empresa u organización específica.

Desafíos y beneficios

Los abogados de empleo deberían poder adaptarse fácilmente a la naturaleza en constante cambio y evolución de la legislación laboral. La legislación relacionada con el lugar de trabajo a menudo depende de las políticas y prioridades del gobierno.

A menudo, se modifican las leyes antiguas, se aprueban muchas leyes nuevas y los jueces tienen diferentes interpretaciones de la ley y sus detalles.

El resultado de los casos es siempre impredecible. Sin embargo, la naturaleza dinámica de la legislación laboral asegura que los abogados laborales estén constantemente desafiados intelectualmente.

Lo que hace que el trabajo de los abogados de empleo sea intrigante y emocionante es el interés humano de su práctica, que la mayoría de los otros tipos de litigios no tienen.

Los casos de empleo tienen que ver con personas y generalmente involucran escenarios e historias intrigantes. Casos como reclamos de discriminación y acoso permiten a los abogados ver las complejas relaciones entre las personas en el lugar de trabajo.

Los abogados de empleo también tienen la oportunidad de trabajar con una amplia gama de clientes: las organizaciones de todos los oficios e industrias emplean personas y requieren asesoramiento.

Trabajar con diferentes empresas e industrias permite a los abogados tener una mejor formación y más experiencia en el manejo de situaciones específicas de la industria.

Los escenarios cambiantes de sus casos mantienen a los abogados de empleo interesados ​​en su trabajo incluso después de años de práctica. Siempre hay una oportunidad de crecimiento.

Sin embargo, la naturaleza altamente personal de sus casos también puede ser desalentador para algunos abogados de empleo. Los abogados de trabajo a menudo tienen que lidiar con casos de terminación.

El proceso de litigio o negociación puede resultar difícil y conflictivo. Los abogados generalmente tienen que imponerse en la vida personal de sus clientes y otras partes, lo que puede ser desagradable.

Conclusión

En definitiva, una carrera en derecho laboral puede ser muy emocionante y gratificante. Ciertamente se encontrarán con muchos desafíos en su línea de trabajo, pero los abogados de empleo nunca se aburrirán con sus casos y sus tareas cotidianas. La naturaleza de su trabajo es dinámica y siempre interesante.