Abogado Defensor

Abogado defensor

La palabra «abogado» generalmente siempre recuerda los dramas de la corte. De hecho, el papel de un abogado defensor no es muy diferente de lo que ve en la televisión en esos juicios súper mediáticos.

Ya sea que trate con casos penales o civiles, un abogado defensor, en términos simples, es el defensor del acusado, encargado de proteger los intereses de su cliente y asegurarse de que la ley funcione como debería.

¿Cuál es el papel de un abogado defensor?

En el sistema de justicia de los Estados Unidos, todos tienen derecho a una defensa legal vigorosa. En la mayoría de los casos, esta defensa está dirigida por un abogado defensor experimentado.

Sin embargo, muchas personas realmente no saben lo que hace un abogado defensor.

Los fundamentos del papel del abogado defensor

al igual que otros tipos de abogados, el abogado defensor representa a un acusado en los procedimientos judiciales. Suelen aparecer en los tribunales penales cuando el acusado ha sido acusado de cometer un delito como robo o asesinato.

Si los cargos contra el acusado son un delito menor o un delito mayor, tienen derecho a una defensa legal vigorosa, y es el trabajo del abogado defensor proporcionar esto.

Servicios previos al juicio

La mayoría de los asuntos legales que son manejados por abogados defensores comienzan meses antes de la fecha del juicio.

Sus servicios pueden ser contratados para proteger los derechos de una persona que aún no ha sido acusada de un delito, pero sospecha que pueden ser acusados ​​pronto.

De esta manera, el abogado defensor puede estar presente para cualquier entrevista con la policía y puede instruir a su cliente sobre qué preguntas deben o no deben responderse.

Los abogados defensores pueden involucrarse profundamente en el proceso de investigación a medida que comienzan a revisar la evidencia y buscar más documentos u otros elementos que puedan respaldar la inocencia de su cliente.

Además, el abogado defensor puede solicitar que se retiren los cargos contra su cliente si sale a la luz evidencia insuficiente de su culpabilidad o si se cuestiona la forma en que se realizó la investigación.

Un abogado defensor brinda otros servicios, como solicitar una fianza en nombre de su cliente o negociar un acuerdo con la fiscalía en un esfuerzo por resolver los cargos de manera rápida y eficiente.

Un acuerdo de culpabilidad a menudo significa que el cliente obtiene cargos reducidos y, por lo tanto, una sentencia más leve de la que podría obtener si el asunto hubiera pasado a juicio.

Servicios de prueba

Cuando fracasan las negociaciones y las negociaciones, el abogado defensor se prepara para representar a su cliente en el tribunal.

Utilizando las transcripciones de las declaraciones y la evidencia, el abogado defensor desarrolla una estrategia para proteger los derechos de sus clientes. La fiscalía es responsable de probar ante un jurado que el acusado es culpable más allá de una duda razonable.

Si bien la defensa no tiene la carga de probar la inocencia de su cliente, tiene la libertad de presentar evidencia que demuestre la inocencia de su cliente o que pueda poner en duda la culpa del cliente en la mente del jurado.

Evaluar el caso

El papel de un abogado defensor penal comienza mucho antes de que ponga un pie en un tribunal para ser juzgado. Debe tener una comprensión firme de cada detalle del caso de su cliente.

Algunas firmas de abogados grandes tienen investigadores contratados para hacer el trabajo de entrevistar a los testigos del estado y los posibles testigos para el acusado.

Otros abogados harán este trabajo ellos mismos, así como analizarán escenas del crimen e informes policiales.

Después de reunir toda la información, el trabajo del abogado defensor es determinar las probabilidades de absolución o condena de su cliente, y comenzar a planificar la mejor manera de presentar el caso ante el tribunal.

Reconocimiento de culpabilidad

No es inusual que el fiscal, el abogado del estado, se comunique con el abogado defensor desde el principio en un caso y haga una oferta para obtener una declaración de culpabilidad.

Esto generalmente implica que el acusado se declare culpable, pero a un delito menor que el que el estado le ha acusado. A cambio, el estado ahorra tiempo y dinero porque no tiene que ir a juicio.

El acusado recibe una sentencia más leve. El papel del abogado defensor es determinar si aceptar el acuerdo es lo mejor para sus clientes, en función de la investigación que ya ha realizado.

También podría negociar con el fiscal para tratar de obtener un trato aún mejor.

Probar el caso

En última instancia, es la decisión del acusado si acepta un trato o si va a juicio. El papel de su abogado es aconsejarle cuál cree que es la mejor opción, pero al final, es la decisión del acusado.

Si un caso va a juicio, la complejidad del trabajo del abogado depende de si un jurado o un solo juez escucha el caso.

Si hay un jurado involucrado, el papel del abogado se convierte en evaluar cómo se sentirá cada posible miembro del jurado sobre su cliente y los cargos que enfrenta su cliente.

Mediante voir dire, un proceso de cuestionamiento y rechazo o aprobación del jurado, intentará crear un panel que simpatice con su cliente.

Esto es algo así como una partida de ajedrez, porque el fiscal simultáneamente hace lo mismo. Cuando comienza el juicio, el abogado ‘

Defensores públicos

El papel de un defensor público es idéntico al de un abogado defensor privado, pero es posible que no siempre tenga la capacidad de dedicarle el mismo tiempo extenso que un abogado que ejerce en el sector privado.

El estado emplea a los defensores públicos para representar a los acusados ​​que no pueden pagar un abogado para defender sus derechos.

En cualquier momento dado, puede haber muchos de esos acusados ​​en el sistema judicial, y un defensor público debe dividir su tiempo y atención entre todos los que le han sido asignados.

Abogados de Defensa Civil

La principal diferencia entre un abogado de defensa penal y un abogado de defensa civil es que este último defiende a su cliente contra los cargos presentados por alguien que no sea el gobierno.

Su cliente no enfrenta tiempo en la cárcel o antecedentes penales, sino la posibilidad de tener que pagar daños financieros o restitución por irregularidades, como si viola los derechos de alguien o rompe los términos de un contrato.

En un aspecto, el trabajo de un abogado de defensa civil es más difícil, sin embargo, al menos en la etapa de juicio. El estado debe probar los cargos penales más allá de cualquier duda razonable.

Un litigante civil o su abogado solo tienen que demostrar que existe la probabilidad de que el cliente haya cometido el acto del que se le acusa.