¿Qué son las Leyes de Bancarrota?

Las leyes de bancarrota se centran en ayudar a las personas a resolver y pagar sus deudas después de haber sufrido grandes pérdidas.

En los Estados Unidos había leyes de bancarrota ya en 1800. Sin embargo, las primeras leyes voluntarias de bancarrota fueron permitidas a través de las Leyes de 1841 y 1867.

Estas leyes junto con la Ley de Bancarrota en 1898 también llamada Ley de Nelson regulan el sistema de relación entre el deudor moderno con el acreedor.

Es común escuchar que una persona en una mala situación financiera puede » declararse en bancarrota «. Pero, ¿qué significa esto exactamente? ¿Qué leyes rigen los procedimientos de quiebra en los Estados Unidos y cómo este tipo de abogados son parte del proceso?

La ley de bancarrota no siempre es la primera carrera profesional en la que piensan los estudiantes de derecho, pero puede ser bastante emocionante y satisfactoria. Este artículo explorará el papel de la ley de bancarrota y los abogados de bancarrota.

¿De dónde vienen las leyes de bancarrota?

Las leyes federales de bancarrota, que rigen casi todos los procedimientos de bancarrota, son leyes estatutarias descritas en el Título 11 del Código de los Estados Unidos.

Debido a que un código rige todos los procedimientos de bancarrota en el país, esta área de la ley tiende a ser muy uniforme y precisa.

De hecho, muchos abogados de bancarrota consideran que esta área de práctica es agradable por esa misma razón: a menudo la respuesta que buscan se describe directamente en el código mismo.

En particular, hay tres tipos comunes de procedimientos de quiebra. El Capítulo 7 del Código se aplica a las peticiones individuales, mientras que las empresas presentan los procedimientos del Capítulo 11.

Finalmente, los procedimientos del Capítulo 13 rigen a los asalariados; Las peticiones bajo este capítulo solicitan al tribunal más tiempo para permitir que un deudor pague sus deudas mientras obtiene un ingreso estable.

¿Qué hacen los abogados de bancarrota?

Los abogados de bancarrota pueden trabajar en nombre de los deudores (las personas o empresas que deben la deuda) o los acreedores (las personas o entidades a quienes se les debe una deuda).

En un procedimiento de bancarrota, el objetivo final es beneficiar tanto al deudor como a los acreedores, permitiendo que los acreedores se sientan satisfechos y al mismo tiempo permitiendo a los deudores un nuevo comienzo financiero.

Los abogados de bancarrota en ambos lados de la ecuación trabajan para facilitar este objetivo.

En un día típico, un abogado que trabaje en un caso de bancarrota puede redactar mociones y procedimientos para ser presentados ante el tribunal, así como borradores de respuestas a mociones y otras presentaciones.

Los abogados de bancarrota participan y revisan documentos de descubrimiento, y mantienen reuniones con clientes y adversarios para discutir la mejor manera de avanzar.

Las mociones presentadas en casos de bancarrota serán oídas por el tribunal, y los abogados tendrán que estar preparados para argumentarlas.

Sin embargo, los abogados junior en firmas de bancarrota no siempre llegan a los tribunales para argumentar estas mociones; esa práctica a menudo se deja en manos de los abogados más experimentados.

Debido a la variedad de tareas realizadas por un abogado de bancarrota, también se necesitan una variedad de habilidades. Los abogados de bancarrota deben tener una sólida comprensión del Código de bancarrota, así como excelentes habilidades de investigación legal y escritura.

Los abogados en este campo deben estar preparados para comunicarse con los clientes, así como para negociar con los adversarios en los procedimientos pendientes, por lo que es imprescindible contar con «habilidades sociales».

Finalmente, las habilidades de litigio son una necesidad, a pesar de que los nuevos abogados no pueden discutir en la corte de inmediato.

Los abogados de bancarrota deben estar listos para argumentar las mociones presentadas ante el tribunal en cualquier momento.

Una comprensión completa de las presentaciones involucradas, así como habilidades de habla bien practicadas, son imprescindibles en este campo.

¿Cómo pueden los estudiantes de derecho prepararse para una carrera en derecho concursal?

La ley de bancarrota es un campo en crecimiento en este momento, por lo que es un buen momento para que los estudiantes de derecho busquen carreras en esta área de la ley.

Muchas empresas ofrecen una práctica de bancarrota, que generalmente implica una gran carga de trabajo. Los estudiantes interesados ​​en trabajar en este campo deben buscar postularse a empresas pequeñas y grandes con una práctica de bancarrota activa.

Mientras esté en la facultad de derecho, la mayoría de los estudiantes tendrán la oportunidad de tomar un curso de derecho concursal.

Esta es, por supuesto, la mejor manera de aprender más sobre el campo y las leyes involucradas en los procedimientos de bancarrota. Los estudiantes interesados ​​en esta área de práctica deben buscar una bancarrota o un curso similar ofrecido por su escuela.

Sin embargo, la bancarrota en sí no es la única clase útil para futuros abogados de bancarrota. Las siguientes clases ayudarán a perfeccionar las habilidades y el conocimiento necesarios para aquellos que deseen trabajar en el campo de la bancarrota:

  • Ley de quiebras
  • Finanzas del consumidor
  • Contratos
  • Ley de impuestos
  • Corporaciones

La bancarrota es un área creciente de la ley que ofrece más y más oportunidades de carrera para nuevos abogados. Si bien los abogados en este campo deben utilizar una variedad de habilidades diferentes cada día, los estudiantes de derecho pueden comenzar a prepararse temprano para una carrera en este entorno acelerado.

Los abogados en bancarrota disfrutan del campo porque las leyes son sencillas y el objetivo es satisfacer a todos los involucrados en los procedimientos.