Prevaricación…Qué es y Cómo se Aplica?

Qué es la prevaricación
Nos Regalas tu Voto? post

Descubre qué es «Prevaricación o Prevaricato» y como se regula en distintos países!

Si bien cada país del mundo tiene sus propias leyes que pueden variar en cuánto a su forma y aplicación, la prevaricación es un delito que está contemplado en las legislaciones de muchos países.

Definición de prevaricación

Si buscas en línea, encontrarás muchas definiciones de prevaricación, con algunas pequeñas diferencias pero muy similares en general. A continuación hacemos una definición de prevaricación de «diccionario» podríamos decirle:

Cuando una autoridad o funcionario público realiza una conducta ilícita e injusta, está cometiendo un delito de abuso de poder, que se denomina prevaricación.

A continuación daremos un vistazo general sobre los artículos y leyes que lo regulan en algunos de ellos.

La prevaricación es un delito que se comete cuando una autoridad pública, un juez u otro funcionario público emite una decisión arbitraria en un asunto administrativo o judicial a pesar de saber que la decisión es injusta y que viola las leyes aplicables.

Es comparable a un funcionario público que incumple sus responsabilidades. Este tipo de comportamiento es una manifestación de abuso de autoridad.

Está sancionada por el derecho penal, que busca proteger tanto al individuo como a la administración, así como a la propia administración.

Para que este delito sea punible, debe ser cometido por un funcionario público o un juez mientras actúa en el ejercicio de sus funciones oficiales.

La función de un juez es aplicar la ley vigente a un caso concreto. El ejercicio de esta función se denomina «jurisdicción», que se refiere a la esfera o área en la que un funcionario judicial puede actuar.

La prevaricación es un delito que se produce cuando un juez se aparta voluntariamente de la aplicación de la ley a un caso concreto sin estar obligado a ello.

Requisitos

La prevaricación debe cumplir los siguientes requisitos:

  • La persona que comete la prevaricación debe estar en una posición de autoridad o de funcionario (salvo en los casos de inducción o cooperación necesaria).
  • La persona que prevarica debe estar actuando en el ejercicio de sus funciones oficiales.
  • Es necesario que se dicte la resolución injusta a sabiendas de que lo es. Tiene que haber algún tipo de motivo ulterior.

Ejemplos

Como ejemplo de prevaricación se puede citar la conducta de los jueces en la que dictan resoluciones contrarias a la ley expresa, o en la que basan dichas resoluciones en hechos falsos o en la que toman otras decisiones falsas.

Las libertades individuales se verían comprometidas si esta conducta se diera en el marco de condenas penales, es decir, cuando se vulneran las libertades de las personas.

Argentina

Como ejemplo de castigo, el capítulo X, artículo 269 del Código Penal argentino establece multas e inhabilitación absoluta perpetua para el primer delito, y prisión o reclusión e inhabilitación absoluta perpetua para el segundo.

La prevaricación está penada por la ley no sólo para los jueces, sino también para todos los demás. Los abogados están en el mismo barco.

En el Capítulo X, Art. 271, del Código Penal argentino, el abogado o representante legal que intencionalmente perjudique la causa que se le ha encomendado se enfrenta a una multa y a una inhabilitación temporal de hasta seis años, así como a una pena de prisión.

La disposición del Art. 271 también será aplicable a los fiscales, asesores y demás funcionarios encargados de emitir sus dictámenes ante las autoridades, según el Art. 272.

Chile

En el Código Penal chileno se definen diversos delitos en el ámbito del ejercicio de la potestad jurisdiccional, que se encuentran en los artículos 223 a 232.

Así, en virtud de lo dispuesto en el Art. 223 Nº 1, los jueces sentenciadores de toda clase y los fiscales judiciales están sujetos a la inhabilitación absoluta y perpetua para cargos y oficios públicos, derechos políticos y profesiones, así como a la prisión o reclusión en cualquiera de sus grados, cuando a sabiendas resuelvan en contra de la ley expresa y vigente en causas penales o civiles, lo que constituiría la forma estricta de prevaricación.

Cuando en el ejercicio de sus funciones oficiales o aprovechando su cargo, incurran en formas «impropias» de prevaricación, como seducir o solicitar a la persona implicada.

Esta disposición también establece un cuasidelito de prevaricación cuando, por ignorancia o negligencia inexcusable, emitan una sentencia manifiestamente injusta en un proceso penal (art. 224 nº 1) o civil (art. 225 nº 1), siendo la pena en este último caso menos grave que la del primero.

Colombia

Según la Ley 599 de 2000, el delito de prevaricato se define como las siguientes conductas cometidas por un servidor público que actúa en contra de la ley o incumple sus deberes:

  • 413. Prevaricato ad actus. Prevaricato por acción. El art. 33 de la Ley 1474 de 2011 ha sido modificado. Además de prisión de tres (3) a ocho (8) años y multa de cincuenta (50) a doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes, el servidor público que emita una resolución, dictamen o concepto manifiestamente contrario a la ley, se expone a la inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas de cinco (5) a ocho (8) años. Sentencia exequible de la Corte Constitucional 917 de 2001 declaró la inconstitucionalidad.
  • El prevaricato por omisión es una violación del artículo 414. El art. 33 de la Ley 1474 de 2011 ha sido modificado. El servidor público que omita, retarde, rehúse o niegue la realización de un acto necesario para sus funciones, se expone a una pena de prisión de dos (2) a cinco (5) años, a una multa de diez (10) a cincuenta (50) salarios mínimos legales mensuales vigentes y a la inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por un período de cinco (5) años.

España

No es la vulneración de bienes jurídicos individuales por parte del autor del delito de prevaricación judicial, sino el aplazamiento de la vigencia de una ley o norma por parte de dicho autor, lo que da lugar a la vulneración del Estado de Derecho, dado que se vulnera la función judicial de decidir sólo aplicando la ley, prevista en el artículo 117.1 de la Constitución Española.

Y es que el delito de prevaricación, ya sea cometido por un juez o por un funcionario (art. 404 CP), requiere ante todo que las sentencias o resoluciones judiciales o las resoluciones de la materia administrativa puedan considerarse como una grave desviación de la ley en perjuicio de una o varias de las partes (art. 404 CP).

La prevaricación, tal y como la define la ley, es el abuso del cargo que la ley otorga a un juez o funcionario, dando lugar a un incumplimiento evidente de sus obligaciones constitucionales.

En la mayoría de los casos, la ley no se aplica o se aplica de forma torcida por las convicciones personales del juez o magistrado.

El artículo 404 del actual Código Penal español establece que: «El que cometa un delito será castigado».

A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años.

México

El artículo 290 del Código Penal para el Distrito Federal (hoy Ciudad de México) contempla el prevaricato, tal y como reza la siguiente frase:

Se impondrán de dos a ocho años de prisión y de cien a cuatrocientos días de multa, al servidor público que:

  • I. Dicte una sentencia definitiva o cualquier otra resolución de fondo que viole algún precepto terminante de la ley, o que sea contraria a las actuaciones legalmente practicadas en el proceso; o
  • II. No cumpla con una disposición que legalmente se le comunique por un superior competente.

No se omite en los estatutos federales porque no existe un título o capítulo específico para este delito, sino que está previsto en diversos ámbitos e implícitamente en todo el articulado de los estatutos para este delito.

Perú

Según el ordenamiento jurídico peruano, el prevaricato es un delito punible. Está ejemplificado en el artículo 418 del Código Penal, que establece que sólo los jueces y fiscales pueden incurrir en esta conducta, que se castiga con hasta cinco años de prisión.

Los funcionarios y servidores públicos que puedan incurrir en conductas fraudulentas sólo serían perseguidos bajo el delito de «abuso de autoridad», que si bien es un delito, está tipificado como una falta administrativa, y muchos servidores públicos lo utilizan como excusa para evitar participar en los procesos judiciales que se han iniciado en su contra.

República Dominicana

Según el artículo 166 del Código Penal dominicano, la prevaricación es un delito que puede cometer un funcionario público en el ejercicio de sus funciones.

Los delitos simples no dan derecho a un funcionario público a estar en estado de prevaricación, según el artículo 168.

Uruguay

El Capítulo IV, Prevaricato, del Título V del Código Penal de Uruguay, «De los delitos contra la administración de justicia», establece lo siguiente: CAPITULO IV Prevaricato (Delito contra la administración de justicia).

Artículo 194. (Asistencia y consejo desleal)

El abogado o procurador, que faltando a sus deberes profesionales, perjudique los intereses de la parte que defiende o represente judicial o administrativamente, será castigado con 100 U.R. (cien unidades reajustables) a 900 U.R. (novecientas unidades reajustables) de multa e inhabilitación especial de dos a ocho años.

195. (Circunstancia agravantes)

Constituyen circunstancias agravantes especiales :1. Que el hecho se haya efectuado por el culpable, mediante colusión con la contraparte. 2. Que el hecho se haya efectuado en perjuicio de un sujeto sometido a un proceso criminal.

196. (Otras infidencias del abogado o procurador)

El abogado o procurador de una de las partes, que diere consejo, prestara asistencia, o ayudara de cualquier manera en juicio, a la parte contraria, directamente o por interpuestas personas, será castigado con 20 U.R. (veinte unidades reajustables) a 500 U.R. (quinientas unidades reajustables) de multa e inhabilitación especial de dos a seis años.

Conclusión

Como habrás podido observar y si bien las consecuencias de la prevaricación pueden variar de país en país, el delito en sí se considera muy similar en la mayoría de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.