Saltar al contenido

¿Qué es la Ley de la Madera? – Convertirse en un abogado especializado en madera

La ley de la madera es el área de la ley que rige cómo se vende y se cosecha la madera. El área de la ley crea reglas sobre qué circunstancias deben estar presentes para que una persona o entidad pueda talar árboles legalmente. El área del derecho también involucra la actividad comercial de compra y venta de madera. La ley de la madera es cualquier aspecto de la ley que afecta la compra, venta y extracción de madera.

¿Qué es la ley de la madera?

La ley de la madera es el cuerpo de leyes que crea reglas y regulaciones para la madera. Son las leyes federales, estatales y locales las que en conjunto determinan quién puede cosechar madera. Las leyes controlan lo que una persona debe hacer para cosechar legalmente y qué aprobaciones necesita para comenzar el trabajo. La ley de la madera se compone de regulaciones gubernamentales que controlan la extracción de madera, así como el negocio de comprar y vender el derecho a recolectar madera.

La ley de la madera es normativa y empresarial

Hay dos aspectos principales de la ley de la madera. El primer aspecto son las regulaciones gubernamentales que se aplican a la extracción de madera. El segundo aspecto es la compra y venta de derechos de madera entre particulares. Los abogados que ejercen en el campo ayudan a sus clientes a manejar ambas consideraciones.

Regulaciones gubernamentales de venta de madera

Las regulaciones legales de la venta de madera se dan en todos los niveles de gobierno. Cuando una persona o entidad se propone recolectar madera, debe conocer las regulaciones federales, estatales y locales que pueden afectar sus actividades. De hecho, todos los niveles de gobierno tienen importantes leyes madereras. A veces, los gobiernos locales tienen mucho que decir sobre el uso de la tierra dentro de su jurisdicción.

Leyes madereras de Estados Unidos

Las leyes de madera de los Estados Unidos provienen principalmente del Título 16 del Código de los Estados Unidos. El título del capítulo es Conservación. El Título 16 del Código de los Estados Unidos, junto con el Servicio Forestal de los Estados Unidos, crea leyes nacionales para la protección de la madera, así como para el aprovechamiento y manejo de la madera en todo el país. Aunque muchas de las leyes se refieren a tierras propiedad del gobierno, todavía existen leyes y regulaciones que se aplican a los propietarios privados.

Otras leyes madereras federales notables incluyen:

Las leyes federales de la madera han existido durante muchos años en los Estados Unidos. El énfasis de las leyes a lo largo de los años es el crecimiento sostenible y el uso responsable. En 1873, la Ley de Cultura de la Madera ofrecía a las personas 160 acres de tierra si plantaban árboles en al menos el 25% de la tierra y aseguraban el crecimiento durante 10 años. La ley permitió a las personas apoderarse de tierras públicas a cambio de cultivar madera en esas tierras. En 1891, la Ley de Reservas Forestales permitió al presidente de los Estados Unidos designar la propiedad pública como reservas forestales. El sistema se convirtió en el sistema forestal nacional.

Leyes estatales de madera

Además de la ley federal, cada estado tiene importantes leyes de gestión del uso de la tierra, incluida la extracción de madera. Los estados suelen designar sus esfuerzos de gestión de tierras a un Departamento de Recursos Naturales o una división de calidad ambiental. Estos departamentos crean reglas que tienen el efecto de ley en su jurisdicción.

Por ejemplo, el estado de Oregon administra la ley de la madera a través de la Ley de Prácticas Forestales de Oregon. La ley dice que los recolectores de madera deben mantener amortiguadores alrededor de los arroyos y dejar troncos en su lugar para la conservación del hábitat. Las leyes del estado de Oregon limitan el área total de cosecha, requieren la plantación de plántulas para reemplazar los árboles cosechados y requieren que se notifique al estado antes de que comience la cosecha. La ley estatal autoriza las inspecciones de los sitios de tala.

Oregon es solo un ejemplo de las leyes estatales sobre la madera. Carolina del Norte utiliza la Ley de control de la contaminación por sedimentación para regular la extracción de madera. La ley crea tanto regulaciones obligatorias como estándares de buenas prácticas de asesoramiento. Los abogados madereros ayudan a sus clientes a identificar, interpretar y cumplir con la gran cantidad de leyes federales, estatales y locales que afectan la extracción de madera en los Estados Unidos.

¿Cómo ayuda un abogado de la madera a sus clientes a gestionar las regulaciones gubernamentales?

Un abogado especializado en madera debe estar capacitado para ayudar a sus clientes a navegar por todos los niveles de la regulación gubernamental. Cuando se necesitan permisos para comenzar a trabajar, el abogado debe ayudar al cliente a obtener estos permisos. Si hay prácticas que el maderero debe seguir para ser legal en su trabajo, el abogado especializado en madera debe comunicar estas regulaciones al cliente. En la industria de la madera, el cliente confía en el abogado para saber qué debe hacer y cómo puede cumplir con los requisitos legales con éxito. Cuando surgen disputas con agencias gubernamentales, el abogado representa al cliente para mantener la producción y minimizar las sanciones.

Compra y venta privada de derechos madereros

Junto con las leyes y regulaciones gubernamentales, una parte igualmente importante de la práctica de la ley de la madera es la compra y venta privada de derechos de madera. Los abogados madereros ayudan a sus clientes a negociar la venta de los derechos de aprovechamiento de la madera. Tanto los compradores como los vendedores utilizan abogados para ayudarlos a realizar negocios de manera legal y comercialmente ventajosa.

Contratos de compra y venta de madera

Un contrato para comprar o vender derechos de extracción de madera debe contener una gran cantidad de detalles. La cantidad de dinero involucrada suele ser grande. Para el vendedor, la venta de madera puede ser uno de los eventos más importantes y de mayor trascendencia de su vida. Estas son algunas de las consideraciones que deben ser parte de un contrato para comprar y vender madera:

  • ¿Cuál es el período de tiempo que el comprador tiene acceso a la propiedad?
  • ¿Puede el comprador ceder los derechos de aprovechamiento de la madera?
  • ¿Cuánto tiempo tiene el comprador acceso a la propiedad?
  • ¿Se detiene el contrato durante el mal tiempo? ¿Quién decide si hace mal tiempo?
  • ¿Cuál es la descripción legal del área a recolectar?
  • ¿Están despejados los límites de la propiedad? ¿Dónde se puede realizar la extracción de madera?
  • ¿Cuáles son los tipos, tamaños y condiciones de los árboles a cortar?
  • ¿El comprador paga por tamaño de la tierra o paga por la cantidad de madera que extrae?
  • ¿Cómo se mantienen registros de la cantidad recolectada?
  • ¿Se requiere un pago de fianza o garantía para garantizar las precauciones ambientales adecuadas?
  • ¿Qué seguro de responsabilidad se requiere?
  • ¿Cómo mantendrá la cosechadora los caminos de acceso y restaurará los caminos una vez finalizado el trabajo?

Es importante investigar a fondo quién es el propietario de la madera. Un contrato también debe especificar qué sucede si se produce una entrada ilegal o un robo de madera. Hay muchas opciones diferentes sobre cómo estructurar una venta de madera. Cualquier contrato debe requerir que todos los compradores de madera sigan las regulaciones ambientales y de incendios. Además, todos los compradores deben tener un seguro de responsabilidad civil.

Además de las cosas que deberían estar en todos los contratos de venta de madera, existen formas flexibles de estructurar una venta de madera. Un abogado especializado en madera ayuda a su cliente a negociar la venta y comprender los términos de un contrato propuesto. Finalmente, cuando surgen disputas, un abogado especializado en madera ayuda a su cliente a buscar una resolución de conflictos que puede tomar la forma de arbitraje, mediación o litigio.

¿Quién practica la ley de la madera?

Los abogados ejercen el derecho de la madera en todo Estados Unidos. Debido a que las leyes de la madera provienen de múltiples niveles y jurisdicciones, los abogados de la madera también deben estar presentes en estos lugares para satisfacer la demanda donde ocurre. Algunos abogados trabajan para agencias federales que hacen cumplir las leyes madereras federales. Sin embargo, todos los estados necesitan abogados de la madera para hacer cumplir sus propias leyes y regulaciones. Los abogados que desean trabajar en derecho de la madera en nombre de una agencia pública tienen muchas opciones para elegir cuando se trata de decidir una ubicación geográfica. De manera similar, los abogados privados que practican el derecho de la madera viven y trabajan en todo Estados Unidos.

¿Por qué practicar la ley de la madera?

La ley de la madera es un gran negocio. Sin embargo, cada caso es muy singular. Los abogados madereros que se comprometen a comprender las complejidades de una venta pueden encontrarse con una gran demanda con un trabajo significativo incluso de un solo cliente. La ley de la madera implica comprender las regulaciones ambientales y la ley comercial. Debido a que es complejo, proporciona un desafío bienvenido para los abogados que desean asumir una representación compleja y potencialmente lucrativa.

Hacer el corte con la ley de la madera

La ley de la madera incluye tanto leyes públicas como contratos privados. Los abogados madereros ayudan a sus clientes con todos los aspectos de la venta y extracción de madera. Como abogados tanto públicos como privados, los abogados de la madera trabajan para garantizar que los madereros realicen sus negocios de manera legal, de una manera que sirva al bien común y de una manera que sirva a los mejores intereses del cliente.