¿Se Puede Vender Una Casa Embargada? Consideraciones y Precauciones!

Se puede vender una casa embargada?
5/5 - (4 votos)

Necesita vender una casa embargada y no sabe qué hacer? Aquí se lo contamos!

Son muchísimas las personas que consultan si se puede vender una casa embargada y por motivos muy diversos.

Antes de hablar específicamente sobre el tema, primero debo aclarar que en ciertos países, el término “embargo” tiene un sentido diferente.

Hay países donde relacionan el término embargo con las “prohibiciones o restricciones impuestas por ciertos países a otros” por cuestiones o conflictos políticos o de otras índoles.

En otros países, como España o Argentina, el término “embargo” significa una medida judicial por la cual se produce la retención de la propiedad para garantizar el pago de una deuda que el titular mantiene con algún acreedor.

Generalmente, se producen muchos embargos por el impago de préstamos bancarios, deudas impositivas, deudas de servicios, etc.

¿Qué pasa si la propiedad que estoy pensando en comprar tiene un embargo? ¿Debería comprarla?

A todo comprador le gusta adquirir una casa o departamento sin ningún tipo de carga o deuda pendiente.

Si la casa tiene un embargo, sin dudas esto puede complicar la venta, ya que es una responsabilidad que se transfiere simultáneamente con la propiedad del inmueble.

El vendedor o el comprador pueden hacer la liquidación de la deuda que dio lugar al embargo descontándola del precio de venta de la propiedad.

Una casa embargada no es una cuestión de vida o muerte, pero si puede representar una situación que ahuyente a algún interesado, por eso es muy importante ponerse de acuerdo con el posible comprador, sobre cómo se resolverá el problema antes de firmar el boleto.

Como comprador, siempre debes tener mucha precaución y realizar todas las averiguaciones sobre la propiedad ya que también existen personas inescrupulosas que podría omitir informar sobre un embargo existente e intentar vender la propiedad a un precio normal de mercado y tratar de transferir no solo la propiedad, sino también la deuda y el embargo existente.

Ahora veamos un poco más técnicamente qué es un embargo y cómo levantarlo

Un inmueble con uno o varios embargos inscritos en el Registro de la Propiedad se puede comprar con total seguridad pero hay algunos aspectos que hay que tener en cuenta.

Me referiré únicamente a los embargos que afecten a inmuebles y no a los que afecten a sueldos, pensiones, cuentas bancarias u otros activos.

En cualquier caso y si sabe que existe un embargo sobre una propiedad, le recomiendo encarecidamente trabajar con un abogado experto para evitar futuras complicaciones.

¿Qué es un embargo sobre una propiedad?

Un embargo puede entenderse como una acción legal emprendida contra una propiedad por un cierto valor para hacer cumplir el pago de una deuda pendiente.

Vienen en forma de auto judicial o de una Administración Pública —local, autónoma o nacional.

Tanto los Juzgados como las Administraciones Públicas tienen la facultad de ordenar la incautación de los bienes del deudor para saldar la deuda y pueden liquidar los activos no dinerarios en subastas públicas.

Embargos de las Administraciones Públicas y cómo eliminarlos

Los embargos más habituales de las Administraciones Públicas proceden de las deudas con la Agencia Tributaria (por impago de impuestos sobre la renta o sobre el patrimonio), la Seguridad Social (por impago de los recibos de la Seguridad Social) y Ayuntamientos o Municipios (por falta de pago de tasas e impuestos locales como recogida de basuras o impuestos plusvalia, etc.).

Los pasos para levantar el embargo de una casa (tomando como ejemplo España, aunque el proceso es bastante similar en otros países) son los siguientes:

Obtener de la Administración Pública embargada una certificación de pago donde se acredite la cancelación de la totalidad de la deuda, principal más intereses más costas legales, el día de la firma de la escritura de compra.

Ese comprobante de pago tiene un plazo para pagar la deuda sin intereses adicionales que le dará al comprador unos días después de la firma de la escritura de compra para pagar la deuda.

Retener el importe que figura en el comprobante de pago, la deuda con esa Administración Pública, de los importes a pagar al vendedor. Esta retención para pagar la deuda se hará constar en la escritura de compra.

Después de firmar la escritura, acuda a uno de los bancos que aparecen en el comprobante de pago con el comprobante para pagar la deuda y conservar el recibo del pago.

Después del pago, la Administración Pública emite un certificado para el Registro de la Propiedad (mandamiento de cancelación de embargo) que declara que la deuda está pagada y que el Registro de la Propiedad puede liquidar el embargo.

Después de presentar ese certificado en el Registro de la Propiedad, se debe liquidar el embargo.

Embargos por orden judicial y cómo eliminarlos

Las órdenes judiciales de embargos son aquellas que provienen de la ejecución de la sentencia de un proceso judicial para cubrir una obligación de pago que no es pagada voluntariamente por el deudor y son ejecutadas por una orden judicial firmada por un juez.

Los pasos para levantarlos son los siguientes:

El vendedor de la propiedad o su abogado debe comunicarse con el acreedor para presentar un documento que indique el total de la deuda, incluidos los intereses y los costos legales, a la fecha de la firma de la escritura de compra.

A partir de las cantidades a pagar al vendedor, se debe preparar uno de los cheques para el acreedor por el monto total pendiente a la fecha de la firma de la escritura de compra.

El acreedor debe acudir al Notario para recibir este giro bancario que liquidará la deuda y firmará un documento de liquidación que indique la liquidación de esa deuda.

Ante Notario, el acreedor deberá presentar un documento firmado por su abogado y su agente judicial donde soliciten al Juzgado que levante el embargo a medida que se pague la deuda.

Adicionalmente, también se recomienda que presenten un documento que indique que, con ese pago, renuncian a reclamos adicionales.

Con esa solicitud, el Tribunal producirá un certificado firmado por el juez del Registro de la Propiedad (mandamiento de cancelación de embargo) que indique que la deuda está pagada y que el Registro de la Propiedad puede liquidar el embargo.

Después de presentar ese certificado en el Registro de la Propiedad, se debe liquidar el embargo.

También es recomendable retener, de los montos a pagar al vendedor, un monto para cubrir los gastos asociados al despacho de los embargos.

Dado que cada caso en particular es diferente, es sumamente recomendable que verifique todos los detalles con su abogado inmobiliario de confianza.

Venta de casas y departamentos embargados – Oportunidad para inversores y oportunistas

Así como para muchos es motivo de gran preocupación sufrir el embargo de su casa, departamento o piso donde vive, para muchos, puede significar la oportunidad ideal para hacer excelentes negocios.

Muchas personas no tienen otra opción para poder salir de la situación de embargo de su casa, que intentar venderla antes de que sea demasiado tarde.

Si consigues un comprador particular, tal vez pueda venderla a un precio razonable o con un descuento muy pequeño para compensar las molestias que puede implicar todo el trámite de cancelación del embargo.

Pero si la situación es límite y no tiene mucho tiempo para resolver el embargo, necesitará vender rápido y en esta situación, tiene todas las desventajas.

Es donde los oportunistas e inversores apuntan sus cañones para sacar provecho porque conocen de estas situaciones y saben que hay muchas personas que necesitan vender una casa embargada o un piso con hipoteca vencida para poder cancelar la deuda y rescatar algo del valor de la propiedad.

Conclusión

En resumen, la respuesta a si se puede vender una casa embargada es, sí. Pero debe informarse muy bien antes sobre cuál es la situación real, cuál es el monto del embrago y cuánto costará cancelarlo.

También tenga en cuenta siempre obtener el correspondiente certificado de cancelación de embargo, para su tranquilidad pero también porque se lo pueden requerir en algún trámite al momento de escriturar la propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *